INFORMACIÓN SOBRE DIAMANTES

DIAMANTES

El Diamante, del griego ADAMAS (invencible o inalterable) es la piedra preciosa por excelencia.

La mayoría de diamantes naturales tardan en formarse entre 1.000 y 3.300 millones de años, en condiciones de presión alta y temperatura alta y a profundidades de entre 140 a 190 km, de ahí su gran valor.

El diamante es la piedra preciosa más dura y no se desgasta con el paso del tiempo, manteniendo de por vida toda su belleza e intensidad, por eso tiene un valor como compromiso de amor eterno entre dos personas.

También es la piedra preciosas más pura, blanca y brillante, ya que su estructura cristalina tiene pocas impurezas, le otorga una gran transparencia y tiene una increíble capacidad para dispersar luz de diferentes colores creando un brillo único.

La escasez de determinados tamaños, colores y pureza de diamantes lo convierten en una inversión de multiplica su valor con el paso del tiempo.

La calidad de los diamantes se mide por 4 características principales, llamadas las "Las cuatro Cs":

  • Talla (Cutting)
  • Color (Colour)
  • Pureza (Clarity)
  • Peso en quilates (Carat weight)

Un certificado geológico reconocido garantiza las calidades de un diamante.
La talla del diamante

 Talla

La Talla es la cualidad más importante y diferencia los diamantes que ofrece Diamondiberica.com del resto. Para que un diamante brille más debe estar bien tallado. Un diamante con buen color y pureza puede ser muy caro, pero si no está bien tallado no brillará lo suficiente.

Color
El color del diamante

El color del diamante es la segunda cualidad más importante. Varía desde el blanco perfecto (Color D) hasta el tono amarillo (Color Z). Cuanto más blanco es un diamante más luz recibe y por tanto más luz refleja. Como los diamantes blancos son además cada vez más difíciles de conseguir, son los más valiosos, aunque podemos enseñarle a encontrar un buen equilibrio entre color y precio.

Pureza
La pureza del diamante

La pureza del diamante mide el número, situación, tamaño y tipo de inclusiones o marcas de un diamante. Cuanto más puro es un diamante menos luz desvía y más luz refleja y, por tanto, más escaso y valioso es. También sabemos como conseguir un balance perfecto entre pureza y precio razonable...

Peso

El peso del diamante se mide en quilates, y su precio aumenta mucho más que su peso. Tanto que, un diamante de 1 quilate puede valer hasta 5 veces más que uno de 0,50 quilates, siendo ambos del mismo color y pureza. ¡Al ser un bien cada día más escaso su valor se multiplica!

También debe saber que dos diamantes del mismo peso pueden tener tamaños diferentes, y que no siempre el de mayor tamaño es el mejor. Le enseñaremos a relacionar el peso de un brillante con su tamaño y a escoger el diamante con mejor relación calidad-peso.

Certificación

El certificado del diamante, emitido por un laboratorio gemológico reconocido e independiente, es un documento que permite valorar y adquirir el diamante con total seguridad y garantía. Sin dicho certificado no se puede comprobar que las cualidades reales del diamante coinciden con las que asegura el vendedor y, por tanto, no se puede determinar su valor real.Si compra un diamante sin un certificado reconocido podría llegar a pagar, sin saberlo, más del triple de su valor real. Le recomendamos que nunca compre un diamante sin certificar.

Inversión

Los diamantes siempre han sido, a largo plazo, una inversión rentable y, en el momento actual, con las crisis de los sectores financieros e inmobiliarios y la fortaleza del Euro, su importancia como valor refugio cobra todavía más relevancia.